Sociedad.

Marcos Juárez

Un joven venezolano se fue de su país desde diciembre, recorrió 7000 km en bici y ahora se encuentra en Marcos Juárez

Kevin tuvo que salir de Venezuela por la crisis de su familia. Hace dos semanas que está en Argentina y cuatro días en Marcos Juárez. Desde el 15 de diciembre que está pedaleando más de 7000 km.

27-03-2019

“El viaje es mental, y eso me hizo cambiar mi forma de pensar”, expresó Kevin, un joven de 18 años venezolano que salió de su país mochileando hasta San Cristóbal, que es la frontera con Colombia, allí compró una bicicleta y siguió el viaje. Pasó por tres estados del país y a llegar a Cali recorrió 700 km, 60 km diarios. Hace desde el 15 de diciembre que estuvo pedaleando, pasó las fiestas en el recorrido.

Tiene cuatro hermanos pequeños de 8, 11, 14 y 16, son dos niñas y dos varones. Su madre tiene 38 años. Todavía no se pudo comunicar con ellos porque la luz está cortada desde hace más de una semana. Su padre dejó a su mamá cuando él tenía 10 años. Cuando decidió dejar a su familia, trabaja en restaurantes y estudiaba en el secundario. Una de sus prioridades era terminar sus estudios. Vivía en Petare, el barrio más grande de Sudamérica, queda en la capital de Caracas.

Hasta Perú la mayoría de venezolanos cruzan la frontera, hasta Argentina es distinto por el clima y se llega muy agitado, muy mareado. “Allá nuestra moneda no vale nada y nos guiamos con el dólar”, comentó. “En algunos países la gente es más cerrada pero lo que es Colombia y Perú me ayudaron bastante. La gente es muy cerrada en Bolivia. Acá en Argentina desde que entré por la Quiaca me trataron muy bien, ya que por Chile no me dejaron pasar”.

Tucumán fue donde más le dijeron que se tenía que cuidar y allí lo ayudaron mucho, le compraron cosas para la bici y una familia lo hospedó, le dio alimento. La bici la compró con dinero que había guardado y con gente que lo ayudó, la bici costó 400 dólares. “Con eso mi familia comía durante seis meses”.

Fue hacia Buenos Aires donde le robaron la bicicleta en Retiro. Estuvo unos días allí y se fue porque no le gustó que le hayan sacado una parte de él, que era su transporte con la que recorrió 3000 km. Luego le regalaron una playera y recorrió 400 km hasta acá. En Buenos Aires, conoció a una persona que trabajaba en seguro de autos, lo dejaron quedarse allí a hospedarse y uno de ellos que vivió en Marcos Juárez, le recomendó que venga a vivir aquí. Le recomendó dos personas que trabajan en Bertotto Boglione. Se quedó en la estación de servicio Oasis.

Ese mismo sábado que llega, conoció a Luciana, madre de tres hijas. Una compañera de misa, Cristina, le contó la situación de él y al día siguiente que lo fue a buscar ya no estaba porque pensó que le habían pagado la estadía de un día. Luego, se encontraron, charlaron y ella quedó sorprendida ante su situación. Pidió ayuda para darle ropa a Kevin.

Ahora, está parando en la casa de una señora que es concejal. Junto a los chicos de Salsa Timba, Luciana hizo una colecta. Mucha gente brindó comida, hospedaje, aseo personal, ropa, etc. Luego de instalarse finalmente, planea buscar trabajo para darle dinero a su familia.