Sociedad.

Córdoba

Alertan a turistas por las crecidas de ríos en Córdoba

El secretario de Gestión de Riesgo de la provincia de Córdoba, Claudio Vignetta, pidió extremar precauciones al utilizar los ríos cordobeses y al acampar.

10-01-2020

En un fin de semana que, se presume, será de mucha afluencia turística en la provincia de Córdoba, el secretario de Gestión de Riesgo Climático y Catástrofes, Claudio Vignetta, brindó recomendaciones a los turistas.

“Los ríos de Córdoba son muy amigables, pero también tienen riesgos cuando hay lluvias, por las crecidas repentinas desde la alta montaña”, señaló Vignetta.

Luego, advirtió: “A los bañistas les pedimos que usen lugares autorizados, seguros, y no se confíen en sus habilidades porque los ríos cordobeses presentan particularidades especiales, crecen de forma rápida e impredecible; si no saben nadar deben estar muy atentos y cuidarse de los lugares donde ingresan”.

Para quienes no saben nadar e ingresan a un río en compañía de niños, Vignetta aconsejó que el agua no les supere la pantorrilla. “De otra manera, será complicado sacarlos”, planteó.

Asimismo, pidió a la gente que preste atención al Servicio Meteorológico Nacional. “Las alertas son cada vez más precisas”, dijo.

Otra recomendación que hizo Vignetta es no ingerir bebidas alcohólicas al estar en los ríos, porque esto disminuye la capacidad física de las personas.

Sugirió prestar atención al observar que el agua “se pone de color marrón”, ya que esto anticipa una crecida. Y pidió seguir los consejos del personal de Defensa Civil, Policía y Bomberos Voluntarios cuando les soliciten salir del río ante crecidas importantes.


Recomendaciones para acampar

Quienes decidan acampar también deben tener precauciones. Vignetta pidió que tengan en cuenta dónde armarán la carpa y utilizar los lugares habilitados para tal fin.

En el supuesto de que no existan zonas habilitadas, sugirió observar “las marcas que dejan las crecidas, normalmente en alambres y postes”, para luego acampar a una distancia mínima y prudente de 250 metros del río, es decir lejos del cauce, para no padecer inconvenientes.

El funcionario dijo que tampoco deben instalarse carpas debajo de árboles grandes, porque “los vientos intensos pueden provocar caídas” de ramas o de los mismos árboles, y causar daños en la gente.