Sociedad.

Marcos Juárez

Lucía Cánepa: “Estamos para ayudar, no me imagino en otro lado”

Lucía Cánepa es una joven enfermera, nacida en Marcos Juárez, que se entrega por completo a su profesión al trabajar en un sanatorio que atiende pacientes de riesgo. Con su labor, hace honor a su historia familiar.

27-03-2020

Lucía Cánepa es una enfermera marcosjuarense de 21 años que se encuentra trabajando en el Sanatorio Francés de Córdoba que atiende pacientes de riesgo de Coronavirus.

En diálogo con Cadena Sudeste, expresó que nunca pensó trabajar ante esta pandemia: “No estaba dentro de mis expectativas esta situación pero uno tiene la necesidad de estar para ayudar, no me imagino en otro lado”.

Lucía tiene familiares enfermeros y estudió en el Instituto Superior San Nicolás, aquí en la escuela San Martín de Marcos Juárez.

La enfermera expresó que en el sanatorio se tiene una relación cuidada con los pacientes, donde hay dos habitaciones especiales en el octavo piso para el ingreso de aquellos que tengan COVID-19.

El personal se protege de una manera especial para poder realizar los exámenes a los infectados. Una vez que el mismo ingresa, es llevado a habitaciones de aislamiento y es atendido por una enfermera exclusiva. En caso que no sea necesario la respiración artificial, es llevado a otro cuarto.

Esto se aplica a quienes tienen: tos, fiebre elevada, dolor de garganta, contacto estrecho con una persona que viajó al exterior o que los mismos hayan viajado.

En la institución médica se atienden cirugías y a pacientes que están en guardia. Los turnos que no son urgentes fueron reprogramados para que esos pacientes no corran ningún riesgo y no se propague el contagio, además de cuidar al personal.

Quienes padecen enfermedades respiratorias crónicas son atendidos bajo las normas de seguridad especiales. Los empleados se manejan guantes y barbijos. Ahora se extremaron las medidas de prevención, aunque el paciente no sea sospechoso de Coronavirus.

Lucía arriesga su vida para proteger la salud de la población, por este motivo, aconsejó: “No salgan de sus casas hasta que esto esté más avanzado porque ni hasta nosotros sabemos cuándo es el brote grande. Más nos quedamos en nuestras casas, menos nos enfermamos. Cuidemos y conservemos la calma ya que cualquier persona se puede contagiar”.

Trabaja junto a compañeros de su misma edad y están actualizados con la información pero también intentan despejarse conversando de otros temas. A su vez, realiza videollamadas con su familia.